MAGNETISMO

16 abril , 2021

El hecho de sentirse atraído por alguien o por algo es una sensación que conocemos y entendemos todos. Sin embargo la atracción tiene formas (LO QUE me atrae) y fondos (CÓMO me atrae) dos niveles percepción distintos. Hay formas muy inmediatas e invasivas de atraer al observador, hay formas lentas y constantes a las que hacemos caso omiso porque nos resultan poco convencionales o poco interesantes, hay formas con las que quizás hasta nos sentimos avergonzados de vernos en conexión,hay formas por contagio que corren como la pólvora y son fugaces, hay atracciones inconscientes que no se perciben a priori pero generan satisfacciones duraderas una vez descubiertas. A menudo el impacto implacable y premeditado sobre nuestros sentidos nos obliga a reacciones muy rápidas y decisiones desacertadas. (Puede que ni siquiera nos guste lo que en un primer flash parecía que sí).  Las estrategias de marketing están muy bien estructuradas para generar atracciones ineludibles. Nos vemos invadidos por los estímulos de compra y entramos en el juego. Es menos frecuente una atracción bien percibida y meditada desde el interior, esa suele ser auténtica y no varía fácilmente. Quizás de forma sigilosa va entrando en nuestra vida para quedarse. En cualquier caso las formas condicionan nuestras reacciones nuestras decisiones y nuestros impulsos.

Los fondos son la otra cara de ese magnetismo inexplicable.  Tras ese primer contacto siempre hay algo más, algo necesario que debe mantener el interés y en el que nos gusta permanecer. Con los espacios igual que con las personas o los objetos la magia se expande y nos envuelve, queremos estar allí. Provocar esa sensación requiere detenerse, analizar y ser auténticos, requiere hablar a otro nivel. Es muy fácil impactar con estridencias, incoherencias o inventos vanos, eso sirve para momentos puntuales, escaparatismos, eventos o circunstancias provisionales. Crear espacios que destilen atracción inmediata y sensación de bienestar duradero es mucho más complicado. Al margen de modas, al margen de trucos fáciles o recursos de poco recorrido es imprescindible generar un primer contacto sosegado que vaya impregnando nuestra sensibilidad hasta cautivarla, hasta sacarnos un….UAU! de verdadera atracción. Los elementos, innumerables, las decisiones fluidas, la experiencia un grado y la motivación en marcha. Cuando estés en un lugar al que sientes pertenecer pregúntate por qué, las respuestas suelen ser siempre las mismas… forma parte del DESCUBRIMIENTO PERSONAL.

Publicado por

Gertru Luna

Soy interiorista aunque prefiero no caer en tópicos e ir un poco más allá. Crear ambientes perfectos para estar a gusto es mucho más que modas o diseño. Siempre he buscado estar rodeada de cosas amables, necesito la belleza cerca de mi. A través de espacios armoniosos y bien resueltos, transmito esa sensación de bienestar tan perseguida en el mundo actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *